Infecciones vaginales, más frecuentes en verano

Durante todo el año es importante mantener una buena higiene íntima para evitar las infecciones vaginales, pero ahora que se acerca el verano, debemos extremar las precauciones, ya que las mujeres están más expuestas a tenerlas por las circunstancias de la época.


Por lo general, la causa es un cambio en el equilibrio normal de las bacterias de la vagina o una infección. ¿Cuáles son los signos y síntomas?

Descúbrelos para detectar una infección vaginal a tiempo:

  • Cambios en el color, el olor o la cantidad de flujo vaginal.

  • Picazón o irritación vaginal.

  • Dolor durante las relaciones sexuales.

  • Dolor al orinar.

  • Sangrado leve o manchado vaginales.

¿Conoces los factores de riesgo a tener en cuenta?

Los factores que aumentan el riesgo de tener una infección vaginal incluyen:

  • Cambios hormonales, como en el embarazo, las píldoras anticonceptivas o la menopausia.

  • Actividad sexual.

  • Tener una infección de transmisión sexual.

  • Medicamentos como antibióticos y esteroides.

  • Diabetes no controlada.

  • Uso de productos de higiene como baños de burbujas o desodorantes vaginales.

  • Lavados vaginales.

  • Usar ropa húmeda o ajustada.

¿Por qué en verano es más frecuente padecer infecciones vaginales?

La humedad y el calor alteran el equilibrio de la flora íntima y hacen que las bacterias y posibles microorganismos provoquen infecciones.

Es importante que cuides tu salud, te dejamos algunos consejos para que los tengas en cuenta:

  1. Conoce tu cuerpo: presta atención y escucha a tu cuerpo. Si notas alguna alteración en la zona íntima con algunos de los síntomas mencionados anteriormente, es probable que tengas una infección.

  2. No te automediques. Es esencial consultar a un ginecólogo/a que te dará los consejos necesarios para un buen tratamiento.

  3. Evita la ropa apretada. Cuando se acumula sudor y humedad, es más frecuente padecer infección por el desequilibrio de la flora vaginal.

  4. Buena higiene íntima sin excesos. Es importante limpiar la zona, pero sin jabones que sean agresivos para el cuidado íntimo. Sécate bien la zona para evitar que se irrite.

  5. Cambia de ropa y evita la humedad. Cambia la ropa de baño con frecuencia después de bañarte. Una humedad excesiva altera el pH de la zona vaginal.

Si empiezas a notar molestias o crees que tienes una infección, es importante que acudas a tu médico de referencia para que pueda ayudarte con el tratamiento. En Diagno Salud Antofagasta, contamos con los especialistas en Ginecología y Obstetricia, que podrán diagnosticarte y acompañarte durante el tratamiento.

Y, recuerda... ¡cuida siempre de tu higiene íntima, especialmente ahora que se acerca el verano!


66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Diagno Salud