El diagnóstico por imagen

El diagnóstico por imagen consiste en la observación interior del cuerpo de un paciente para detectar posibles enfermedades.



El diagnóstico por imagen consiste en la observación interior del cuerpo de un paciente para detectar posibles enfermedades. Una amplia variedad de aparatos y técnicas pueden crear imágenes de las estructuras y procesos dentro del cuerpo. La elección del tipo de imagen dependerá de los síntomas y la parte del cuerpo que se quiera examinar. Estas incluyen:

  • Rayos X (Radiología Digital)

  • Tomografías computarizadas (TAC)

  • Estudios de medicina nuclear

  • Imágenes por resonancia magnética

  • Ecografías

  • Densitometría ósea

Historia de la radiología


El descubrimiento de los rayos X se le atribuye a Wilhelm Röntgen en 1895 cuando tomó una radiografía accidental a la mano de su mujer. Los rayos X fueron llamados así porque en el momento de hacer el hallazgo no supo exactamente qué había descubierto, por lo que decidió llamarlos así para representar una incógnita.

Además, Marie Curie, física ganadora de dos premios Nobel, fue la mayor impulsora de la radiología, que durante la I Guerra Mundial instaló un aparato de Rayos X dentro de un camión y fue así como se sentaron las bases de las unidades móviles.

Pruebas diagnósticas por imagen más habituales

Radiografía


Permite el diagnóstico gracias a una imagen de una determinada zona del cuerpo, que se produce al colocar esta zona entre una placa fotográfica y un emisor de una mínima cantidad de radiación ionizante.


Ecografía


Es una prueba diagnóstica que genera imágenes del interior del cuerpo mediante el uso de ultrasonidos, cuyo eco es trasformado por el ordenador en una imagen bidimensional o tridimensional. Para realizarla, antes hay aplicar un gel que ayuda a que las ondas sonoras penetren a través de la piel. No emiten radiación.


TAC, escáner o tomografía computarizada


En esta prueba los rayos X se utilizan para crear imágenes transversales de nuestro cuerpo. El TAC obtiene múltiples imágenes que se combinan en el ordenador para generar una visión más detallada de la parte que se está explorando.

Su uso debe ser muy calculado ya que el paciente recibe más radiación que con una radiografía normal.


Resonancia magnética


Utiliza ondas magnéticas para generar múltiples imágenes de la anatomía. Por ello hay que dejar fuera de la sala cualquier objeto metálico o magnético como tarjetas, teléfonos móviles, anillos, etc. Hoy en día los materiales protésicos e incluso los marcapasos se están adaptando para poder hacer la resonancia magnética sin problemas a pacientes operados.

Es necesario que el paciente permanezca quieto durante el tiempo en que se toman las imágenes, que pueden llegar a ser varios minutos.

Algunas de estas técnicas como las radiografías, el escáner, la densitometría o la medicina nuclear requieren de la transmisión de radiación en nuestro cuerpo, pero... ¿cuánta radiación podemos recibir las personas? Cada año adquirimos un porcentaje de radiación que proviene del sol, comida, exposiciones en ciertos entornos... En la radiación de las pruebas de imagen se utiliza siempre el principio ALARA (As Low As Reasonably Achievable - tan bajo como sea razonablemente alcanzable), por lo que la escasa cantidad adicional que puede transmitir una prueba de diagnóstico por imagen suele ser insignificante. Por ejemplo, una radiografía tiene una dosis de 0,01 mSv, el equivalente a 10 días de radiación natural.

¿Necesitas una prueba diagnóstica por imagen?


Diagno Salud dispone de prácticamente todas las pruebas diagnósticas con el uso de la tecnología más avanzada hasta ahora y formado por un equipo multidisciplinario de profesionales especialistas en todos los órganos y sistemas para ofrecer el mejor servicio tanto al paciente como a los médicos solicitantes de los distintos estudios.



871 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Diagno Salud