MAMOGRAFÍA DIGITAL

La mamografía es un estudio radiológico que permite detectar anormalidades benignas y malignas del tejido mamario, cuando aún no es palpable.
El examen dura pocos minutos, y se realiza anualmente a partir de los 35 años (mamografía base), a excepción de pacientes que tengan antecedentes familiares o propios de cáncer de mamas que requiere una evaluación precoz.

Lo que necesitas saber

Las mamografías no previenen el cáncer de mama, pero pueden salvar vidas si se detecta el cáncer de mama lo más temprano posible. Por ejemplo, se ha demostrado que las mamografías disminuyen el riesgo de morir de cáncer de mama en un 35 % en mujeres mayores de 50 años. En mujeres de entre 40 y 50 años, la reducción del riesgo parece ser algo menor. Los especialistas más destacados, el Instituto Nacional del Cáncer, la Sociedad Americana del Cáncer y el Colegio Americano de Radiología recomiendan mamografías anuales para las mujeres mayores de 40 años. Sin embargo, en los últimos años los casos de Cáncer de Mamas en mujeres menores de 40 años han aumentado un 20%, es por eso que los ginecólogos actualmente recomiendan la primera a los 35 años (mamografía base), la cual serviría para determinar la morfología y tipo de mama y así poder estudiar la posible predisposición a sufrir Cáncer de Mama.

La detección precoz de casos de cáncer de mama mediante una mamografía también ha significado que una mayor cantidad de mujeres que se encuentran en tratamiento por cáncer de mama pueda conservar sus mamas. Si se detecta en las etapas iniciales, el cáncer localizado se puede extraer sin necesidad de extirpar la mama (mastectomía).

El principal riesgo de las mamografías es que no son perfectas. El tejido mamario normal puede ocultar un cáncer de mama y este no se observa en la mamografía. Esto se denomina falso negativo. Por otra parte, la mamografía puede identificar una anomalía que parece un cáncer pero resulta ser normal. Esta “falsa alarma” se denomina falso positivo. Además de la preocupación por tener un diagnóstico de cáncer de mama, un falso positivo implica más análisis y consultas de seguimiento, que pueden resultar estresantes. Para compensar estas limitaciones, a menudo se necesita más de una mamografía. Las mujeres también deben hacerse una autoexploración de mamas con regularidad, consultar a un profesional médico experimentado para que le realice un examen de mamas con regularidad y, en algunos casos, obtener también alguna otra forma de imágenes mamarias, tales como IRM o ecografías.

Algunas mujeres dudan acerca de los riesgos de la exposición a la radiación debido a una mamografía. Las mamografías modernas solo utilizan una cantidad minúscula de radiación, incluso menos que una radiografía tradicional de tórax.

DISPONIBILIDAD

ANTOFAGASTA - OFICINA PETRONILA 195 - SUCRE 244

CALAMA - AV. GRANADEROS 1474

QUILPUÉ - ANÍBAL PINTO 843

I-MED (HUELLA DIGITAL) - FONASA - ISAPRES
PARTICULARES - CONVENIOS E INSTITUCIONES

QUIERO AGENDAR

REDES SOCIALES
ANTOFAGASTA
CALAMA
QUILPUÉ
DIAGNO ODONT 
CANAL OFICIAL
FB
IG
FB
FB
IG
FB
IG
YT